Primer reabastecimiento del Boeing MQ-25 a un F-35C

Primer reabastecimiento del Boeing MQ-25 a un F-35C
El activo de pruebas Boeing MQ-25 T1 reabasteciendo de combustible a un avión de combate F-35C Lightning II de la U.S. Navy, 13 de septiembre de 2021.
La U.S. Navy y Boeing han realizado tres vuelos de reabastecimiento de combustible en los últimos tres meses, incluyendo con un F/A-18 Super Hornet y un E-2D Advanced Hawkeye. 
Imagen: ©Kevin Flynn.

S T. LOUIS, 14 de septiembre de 2021 — La U.S. Navy y Boeing [NYSE: BA] han utilizado el activo de pruebas MQ-25 T1 para repostar por primera vez a un avión de combate F-35C Lightning II, demostrando una vez más su idoneidad para completar su misión principal de reabastecimiento de combustible en el aire.

Ésta ha sido la tercera misión de reabastecimiento de combustible para la aeronave no tripulada de Boeing en poco más de tres meses, lo que ha hecho avanzar el programa de pruebas para el primer UAV que operará a bordo de la flota de portaviones de la U.S. Navy. El MQ-25™ T1 reabasteció en el aire a un F/A-18 Super Hornet en junio, y a un E-2D Advanced Hawkeye el pasado mes de agosto.

“Cada vuelo de prueba con otra aeronave Tipo/Modelo/Serie nos acerca un paso más a conseguir entregar rápidamente a la flota un MQ-25 totalmente apto para las misiones. La incomparable capacidad de repostaje del MQ-25 Stingray aumentará el poder de proyección de la U.S. Navy, y proporcionará flexibilidad operativa a los comandantes del Carrier Strike Group”. Capitán Chad Reed, Mánager del Programa Navy Unmanned Carrier Aviation.

Durante un vuelo el pasado lunes (13 de septiembre), uno de los pilotos de pruebas de F-35C del VX-23 (Air Test and Evaluation Squadron Two Three), de la U.S. Navy, voló siguiendo la estela del MQ-25 T1 para asegurar las performances y estabilidad antes de hacer contacto con el drogue de reabastecimiento del UAV y recibir el combustible.

“Este vuelo ha sido otra demostración física de la madurez y estabilidad del diseño de la aeronave MQ-25. Gracias a esta última misión en nuestro acelerado programa de pruebas, estamos seguros de que el Stingray cumplirá con el objetivo principal de la U.S. Navy: entregar combustible de forma segura a las aeronaves del Carrier Air Wing”. Dave Bujold, Director del Programa Boeing MQ-25.

El programa de pruebas de vuelo del T1 comenzó en septiembre de 2019 con el primer despegue de la aeronave. Durante los siguientes dos años completó más de 120 horas de vuelo, recopilando datos principalmente del rendimiento de la aeronave, dinámica de propulsión, cargas estructurales y pruebas de aleteo para determinar la fuerza y ​​estabilidad.

El Boeing MQ-25 T1 será utilizado en los próximos meses para realizar una demo de manejo sobre cubierta, a bordo de un portaviones de la U.S. Navy, lo que ayudará a avanzar en el progreso de la integración del sistema en este tipo de buques.

Para más noticias e información sobre helicópteros y aviación puedes seguir a Hlcopters Magazine en Facebook, Twitter e Instagram, o visitar www.hlcopters.com

The appearance of U.S. Department of Defense (DoD) visual information does not imply or constitute DoD endorsement.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!