Northrop Grumman está fabricando los dos primeros aviones B-21 Raider

Northrop Grumman está fabricando los dos primeros aviones B-21 Raider

En poco más de dos años, desde que completó el Critical Design Review (CDR), Northrop Grumman ha dado vida a su diseño digital del B-21 Raider con los dos primeros aviones de prueba ya en producción.

The Rise of the Raider es una historia que comenzó en febrero de 2016 cuando Northrop Grumman inició los trabajos de diseño y fabricación del bombardero B-21. Desde entonces el programa ha progresado rápidamente hasta poner en marcha la cadena de montaje para estos dos primeros aviones experimentales.

En los últimos tres años el diseño del B-21 ha demostrado ser un proyecto estable y con la maduración suficiente para llevarlo a cabo a través de su exitoso CDR, completado en noviembre de 2018 en el Centro de Excelencia de Diseño de Aeronaves Tripuladas de Northrop Grumman (Northrop Grumman’s Manned Aircraft Design Center of Excellence) en Melbourne (Florida).

Hoy, el primer producto de prueba del B-21 está “realmente comenzando a parecer un bombardero”, Randall Walden, director de Air Force Rapid Capabilities Office (entrevista para Air Force Magazine el pasado mes en enero de este 2021). Walden también confirmó la producción de los dos primeros aviones B-21 en Northrop Grumman’s Aircraft Integration Center of Excellence, en Palmdale (California).

Las inversiones en infraestructura han generado importantes beneficios para el diseño y ensamblaje del B-21 Raider. La fuerza laboral altamente calificada de Northrop Grumman aprovecha las últimas tecnologías de vanguardia, incluidos los entornos virtuales altamente inmersivos, y la realidad virtual y aumentada, para impulsar la innovación en ingeniería digital y fabricación avanzada para la construcción de un bombardero del siglo XXI, producible, sostenible y mantenible.

“Nuestra inversión inicial y continua en infraestructura, maduración de diseño, reducción de riesgos y nuestra fuerza laboral han sido importantes impulsores del progreso para nuestros dos primeros aviones, que ya se encuentran en línea de producción en Palmdale”, Steve Sullivan, vicepresidente y mánager general de strike division en Northrop Grumman. “Como resultado, estamos bien posicionados para la producción inicial de baja tasa, consiguiendo hitos clave el próximo 2022 y más adelante”.

Un ejemplo del impacto de esta infraestructura y las inversiones ha sido la reciente demostración de integración de sistemas para la USAF, que maduró aún más la integración del hardware y software del B-21 Raider. Todos estos esfuerzos son fundamentales para el rápido desarrollo del futuro bombardero.

“No estamos empezando con algo sólo experimental”, Dr. Will Roper, ex Subsecretario de Air Force for Acquisition, Technology and Logistics (entrevista en Aviation Week, también realizada el pasado mes de enero de este año 2021). “Esperamos obtener una representación de la producción completa hasta su primer vuelo. El B-21 Raider está siendo diseñado para innovar en su fabricación, mantenimiento y sostenibilidad”.

El B-21 Raider es producto de una sólida asociación entre Northrop Grumman y la USAF. La Compañía está comprometida a entregar el bombardero tecnológicamente más avanzado y capaz del mundo, que proporcionará a las tropas norteamericanas con todas las ventajas estratégicas frente a sus adversarios.

Para más noticias e información sobre helicópteros y aviación puedes seguir a Hlcopters Magazine en Facebook, Twitter e Instagram, o visitar www.hlcopters.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!