web analytics

La tripulación de un CH-47F Chinook del U.S. Army ayuda en un accidente de coche al verlo desde el aire

La tripulación de un CH-47F Chinook ayuda en un accidente de coche al verlo desde el helicóptero
U.S. Army: Piloto Suboficial Jefe 2ª Dave Acton, Ingeniero de Vuelo Sargento Patrick Carter, Oficial Médico Mayor Benjamin Stork, Jefe de Equipo Especialista Bruce Cook, y el Piloto Suboficial Robert Riedel, la tripulación del CH-47F Chinook frente a su helicóptero en Storck Barracks en Illesheim, Alemania, el 16 de diciembre de 2020.
Imagen: U.S. Army National Guard / Staff Sgt. Garrett L. Dipuma.

Por: Sgt. Garret Dipuma. 241st Mobile Public Affairs Detachment / Adaptación: Hugo Ramos

ILLESHEIM, Alemania – Cuatro soldados del U.S. Army y un médico de vuelo, que se encontraban a bordo de un helicóptero Boeing CH-47F Chinook regresando a base tras un entrenamiento, aterrizaron para atender a un ciudadano alemán tras observar desde el aire un accidente de coche el pasado martes 15 de diciembre.

La tripulación está asignada a la Compañía B, 6th General Support Aviation Batallion, 101st Combat Aviation Brigade, 101st Airborne Division (Air Assault).

Los militares acababan de completar un entrenamiento y se encontraba de vuelta a casa en Illesheim, Alemania, donde tienen su destacamento mientras se encuentran integrados en Atlantic Resolve. Aunque están perfectamente preparados tras innumerables horas de formación, la tripulación en ningún momento imaginó que tuviera que aterrizar para atender una emergencia real.

«Nos encontrábamos volando sobre una cresta en una zona rural», Suboficial Jefe Dave Acton, piloto. «Mientras regresábamos mi jefe de tripulación en cabina nos comunicó por el ICS que había visto una nube de humo blanco abajo, en la carretera».

«Tras avisar a los pilotos, volví a mirar y vi un coche dar dos o tres vueltas de campana”, Spc. Bruce Cook, jefe de tripulación en cabina.

Los militares decidieron hacer todo lo posible para ayudar y solicitaron autorización al comandante de la misión. Inmediatamente el Chinook dio media vuelta para buscar un lugar seguro dónde aterrizar y poder prestar asistencia en el accidente.

«Fue como si todos pensáramos simultáneamente lo mismo: que lo correcto era ayudar en todo lo que pudiéramos», 2º Oficial Jefe Robert Riedel, piloto. «Me gusta pensar que es un instinto natural, el querer detenerse y bajar para responder de cualquier forma posible dentro de nuestras posibilidades».

La tripulación tomó cerca del lugar para que el Mayor Benjamin Stork, el médico de vuelo, pudiera evaluar la situación y prestar atención hasta que llegara más ayuda. Una vez el helicóptero Chinook tocó suelo en lugar seguro, Stork saltó y corrió hacia el lugar del accidente.

«Revisé el material médico de mi chaleco para asegurarme de que tenía todo lo que pudiera necesitar para estabilizar las posibles lesiones. Una vez llegué al lugar del accidente comprobé los signos vitales del único hombre involucrado en el mismo y me aseguré de que él estuviera al tanto de lo que estaba haciendo y de cual era su estado, por suerte el herido hablaba bastante bien el inglés porque mi alemán no es muy bueno», Mayor Benjamin Stork.

Momentos después de que Stork inmovilizara el cuello y la espalda de la víctima llegó una ambulancia. El Mayor dió su informe al personal de los servicios médicos de emergencia allí desplazados y los ayudó a trasladar al hombre hasta el vehículo, regresando inmediatamente al Chinook.

La tripulación informó de que el médico estuvo en el suelo atendiendo al accidentado durante aproximadamente unos 10 minutos.

En total, desde que vieron volcar el coche hasta que el CH-47F Chinook levantó las ruedas del suelo, pasaron unos 30 minutos. Toda la operación improvisada de asistencia al accidentado transcurrió perfectamente fluida gracias a la magnífica coordinación de todos los tripulantes del helicóptero.

Desde abril de 2014, U.S. Army Europe ha liderado los esfuerzos terrestres de Atlantic Resolve del Departamento de Defensa, trasladando Unidades con base en Estados Unidos.

El despliegue de fuerzas estadounidenses preparadas para el combate al viejo continente, en apoyo de Atlantic Resolve, es una prueba del compromiso firme e incansable de Estados Unidos con la OTAN y Europa.

A través de la formación bilateral, conjunta y multinacional, Atlantic Resolve crea preparación, aumenta la interoperabilidad y mejora el vínculo entre los países socios y aliados.

Para más noticias e información sobre helicópteros y aviación puedes seguir a Hlcopters Magazine en Facebook, Twitter e Instagram, o visitar www.hlcopters.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!