El Sistema Europeo de Retransmisión de Datos (EDRS) ha sido lanzado con éxito.

 EDRS-C a bordo del Ariane 5, imagen del lanzamiento.
© ESA / CNES / Arianespace / CSG - S Martin
EDRS-C a bordo del Ariane 5, imagen del lanzamiento.
© ESA / CNES / Arianespace / CSG – S Martin

El segundo satélite en unirse a la Constelación que forma el Sistema Europeo de Retransmisión de Datos (EDRS) ha sido lanzado con éxito.

El satélite fue lanzado a bordo del Ariane 5 desde el puerto espacial de Europa en Kourou, en la Guayana Francesa, el pasado martes 6 de agosto a las 21:30 CEST (19:30 UTC).

EDRS permite observar la Tierra prácticamente en tiempo real, acelerando las respuestas ante situaciones de emergencia y estimulando el desarrollo de nuevos productos y servicios que aumentarán el progreso además de crear nuevas oportunidades de trabajo.

EDRS, apodado “SpaceDataHighway” por su operador privado Airbus, utiliza una innovadora tecnología láser que reduce de forma drástica el tiempo necesario para que los satélites de observación de la Tierra hagan llegar la información a los centros de control.

Estos satélites pueden transmitir datos a una velocidad de hasta 1.8 Gbit/s.

El último satélite, llamado EDRS-C, operará en órbita geoestacionaria. Se unirá a su hermano EDRS-A, que se lanzó en enero de 2016.

La posición geoestacionaria, a mayor altitud que los satélites convencionales a baja órbita terrestre, permitirá a la Constelación mantener una conexión casi constante con el resto de satélites de observación de la Tierra, acelerando así las transmisiones que de lo contrario sólo serían posibles cuando estos se encuentran en alineación directa con sus estaciones terrestres (lo que provoca demoras de hasta 90 minutos).

Con estos satélites EDRS, las capacidades para enviar la información a la Tierra se realizan prácticamente en tiempo real.

Desde finales de 2016, el EDRS ha transmitido diariamente las imágenes de la Tierra adquiridas por los cuatro satélites de observación Sentinel del programa Copérnico.

Esto también es posible gracias a la transmisión de información desde la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), una vez que el equipo necesario se instalara en el exterior del laboratorio europeo del Columbus.

EDRS es un sistema satelital europeo moderno e independiente que se encuentra enmarcado dentro de una asociación público-privada entre la Agencia Espacial Europea (ESA) y Airbus, como parte de los esfuerzos de la propia ESA para unificar la industria en torno a programas a gran escala, estimulando el desarrollo de tecnología para conseguir beneficios de cara a la economía.

En este lanzamiento, Ariane 5 presenta nuevos tanques criogénicos con etapas superiores ligeramente alargadas. Esto les ha permitido disponer de varios cientos de kilogramos más de propulsor, lo que le lleva a una ganancia de rendimiento del lanzador en aproximadamente 100 kg de carga útil a la órbita geoestacionaria, que corresponde a una duración de quemado prolongada de aproximadamente 30 segundos.

Estas modificaciones son parte del desarrollo continuo de la ESA que hace que Ariane 5 y el futuro Ariane 6, ambos europeos, sean competitivos en el mercado del lanzamiento global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!